Para llevar una vida ordenada, tener unos horarios de sueño estables es primordial. Y debes tener en cuenta que, aunque no consigas dormir con facilidad por la noche, no significa que disfrutes de las horas de sueño suficientes, lo cual puede repercutir en problemas de salud.

Por tanto, no abuses del café, y duerme 8 horas. ¡Verás como tu cuerpo te lo agradece!.

Aunque muchos los habrás escuchado hasta la saciedad, seguro que descubres algunos trucos para dormir mejor por las noches (o durante el día si trabajas de noche).

    No des vueltas en la cama

No sirve para nada estar mucho rato forzándote a dormir. Si ves que a los 20 minutos de acostarte no te entra sueño, levántate. Toma un vaso de leche caliente, lee, da un paseo por la casa… Pero no uses el móvil, ya que el brillo de la pantalla te espabilará.

    Vete a la cama todos los días a la misma hora

Te sorprenderá lo bien que funciona este método. Tu cuerpo se acostumbrará poco a poco a relajarse cuando vaya llegando tu hora de dormir, y no será algo que se haga de golpe.

    No duermas con la radio o televisión

Aunque te ayude a relajarte, es una mala idea, porque tu cerebro nunca desconectará mientras reciba estímulos del exterior. Escuchar la radio unos 10 minutos antes de dormir puede ser genial para relajarte, pero procura siempre apagar el dispositivo cuando vayas a dormir de verdad.

¡Y no te olvides que dormir es uno de los mayores placeres de la vida!